Hablamos de tu Salud

Salud y consejos

Bypass coronario: Cuándo se realiza y riesgos

Junio 21, 2022

El bypass coronario es una cirugía de corazón que se utiliza para que llegue un mayor riego sanguíneo a la zona o zonas más afectadas por la ateroesclerosis y suplir la carencia de oxígeno que provoca. En muchas ocasiones, permite evitar problemas mayores como una angina de pecho o un infarto de miocardio. En este artículo podrás conocer más información sobre la operación de bypass coronario y descubrir en qué casos está indicada.

En la nuestro centro Paracelso Sagasta contamos con una Unidad Cardiaca Interdisciplinar donde trabajan conjuntamente cardiólogos clínicos y especialistas en imagen cardiaca. De esta forma, podemos detectar lesiones cardiacas a diferentes niveles para poder marcar las pautas para corregirlas y mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.

En este sentido, ofrecemos revisiones cardiológicas, como la valoración cardiológica con TAC cardíaco, recomendable para las personas mayores de 35 años con algún factor de riesgo cardiovascular.

¿Qué es el bypass coronario?

La cirugía de revascularización coronaria, más conocida como bypass coronario por su denominación en inglés, es una cirugía que se utiliza para tratar ciertos casos de enfermedad coronaria en los que se ha producido la aterosclerosis, es decir, la acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias dentro de las arterias y sobre sus pareces que impide la correcta circulación de la sangre.

Esta cirugía de corazón consiste en conectar a las arterias afectadas otras arterias o venas extraídas del propio paciente y que harán de vías alternativas para la sangre. De esta forma, la sangre fluirá por las arterias injertadas y no por la zona estrechada.

En algunos casos, es necesario utilizar más de un vaso sanguíneo para conseguirlo, por lo que se habla de doble, triple o cuádruple bypass.

Tipos de injertos en la cirugía de bypass

Estos injertos pueden ser de dos tipos:

  • Bypass arterial: de la arteria mamaria, que se encuentra en el tórax.
  • Bypass venoso: con un injerto de la vena safena, ubicada en la pierna.

¿Cuándo se realiza la cirugía de bypass coronario?

La intervención se suele realizar en los siguientes casos:

  • La arteria coronaria izquierda, que lleva la mayor parte de la sangre al ventrículo izquierdo, está obstruida.
  • El estrechamiento de varias arterias provoca que el paciente tenga un dolor en el pecho intenso al realizar un ejercicio suave o incluso mientras descansa.
  • El ventrículo izquierdo, que es la cavidad de bombeo principal del corazón, no está funcionando bien y, además, hay varias arterias dañadas.
  • Obstrucciones en las que no es posible la angioplastia, un procedimiento para abrir los vasos sanguíneos bloqueados con la introducción de un catéter con un globo que se infla para abrir el vaso bloqueado y restablecer el flujo.
  • Pacientes que ya se han sometido a la angioplastia y colocación de un stent, una especie de muelle que se sitúa en las paredes de la arteria para mantenerla abierta. Se sugiere el bypass en ciertos casos en los que, a pesar de la intervención, siguen sin mostrar buenos resultados.

¿En qué consiste la intervención?

La cirugía del bypass coronario puede durar hasta seis horas, ya que en algunos casos requiere el injerto de más de una vía. Se realiza con anestesia general y con un respirador, ya que el cirujano abrirá una incisión larga en el pecho para abrir la caja torácica y exponer el corazón.

La operación se puede realizar de dos formas:

  • Cirugía de bypass con bomba: mediante una máquina de circulación extracorpórea que mantiene la circulación de la sangre y el oxígeno.
  • A corazón latiente: procedimiento más complejo en el que se trabaja sin interrumpir la circulación, con la ayuda de un aparato que inmoviliza parcialmente el corazón.

El cirujano obtiene del propio cuerpo del paciente un vaso sanguíneo sano, que como hemos visto suele ser la vena safena o la arteria mamaria, si bien en los casos en los que se realizan múltiples bypass se recurren a otros, como la arterial radial de la muñeca.

El procedimiento consiste en unir los extremos de esta vía por encima y por debajo de la arteria afectada, para que el flujo pueda circular por el nuevo injerto. Riesgos del bypass coronario

Después de la cirugía de bypass, el paciente permanece en el hospital aproximadamente una semana, mientras que el periodo de recuperación se prolonga de 6 a 12 semanas. Durante la recuperación es necesario prestar atención y alertar al médico ante síntomas como fiebre, dolor, enrojecimiento o sangrado en la herida del pecho o frecuencia cardíaca acelerada.

Y, centrándonos ya solo en las complicaciones mayores, como señala la Fundación del Corazón en este artículo, “incluyen sangrado que requiera reintervención quirúrgica, infarto de miocardio, fallo cardiaco, arritmias, accidentes cerebrovasculares, alteraciones de la función cognitiva, problemas pulmonares, infección, fallo renal y muerte”.

Comentarios