Hablamos de tu Salud

Salud y consejos

Cistitis: Qué es y cómo prevenirla

Julio 28, 2022

La cistitis, comúnmente conocida como infección de orina, se da tanto en hombres como en mujeres, aunque en estas últimas es mucho más habitual. De hecho, una mujer tiene entre un 50 y un 70 % de riesgo de presentar una infección del tracto urinario durante la vida y un 20-30 % de riesgo de que se repita.

El verano es una época del año especialmente crítica en cuanto a la incidencia de estas infecciones, que, después de las respiratorias, son las más comunes. Sin embargo, existen una serie de recomendaciones a tener en cuenta para prevenirla, tanto en la época estival y como durante todo el año.

¿Qué es la cistitis y cuáles son sus síntomas?

La cistitis es el término médico para referirse a la inflamación de la vejiga, generalmente causada por una infección de bacterias. Esta patología puede provocar síntomas molestos que se manifiestan en el momento de orinar, dando lugar a ardor en la zona vaginal, sensación de vaciado incompleto, presencia de orina turbia, escasa y con mal olor.

Aunque es una complicación muy común, si se disemina a los riñones puede derivar en un problema de salud grave, por lo que es fundamental acudir a un especialista cuanto antes.

Causas más comunes de la infección de orina

El profesional que se ocupa de la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la cistitis tanto en hombres como en mujeres es el urólogo. Como indica en esta entrevista el doctor Carlos Rioja, especialista de la Unidad de Urología de Paracelso Sagasta, aunque la infección de orina se da en ambos sexos, es mucho más común en las mujeres por condicionamientos anatómicos.

La razón es que la uretra femenina es muy corta (unos 3-4 cm.) y está ubicada en la entrada vaginal. Y la vagina está muy próxima al ano, que frecuentemente está contaminado por gérmenes intestinales. Por ello, cuando llegan gérmenes a la uretra pueden penetrar con facilidad en el tracto urinario.

Además, el urólogo destaca la actividad sexual, el uso de los espermicidas, los dispositivos intrauterinos, las infecciones vaginales y la atrofia vaginales secundaria a la menopausia, como otros factores que intervienen en la aparición de la cistitis y pueden dar lugar a una pérdida de calidad tanto de la mucosa vaginal como de la uretral.

8 consejos básicos para prevenir la infección de orina

1. Bebe suficiente agua y orinar con frecuencia

Mantenerse hidratado es esencial para orinar con cierta frecuencia, cada dos o tres horas. La razón es que contribuye a eliminar las bacterias que pueden proliferar en la vagina, con un crecimiento bacteriano mayor si la orina permanece mucho tiempo en la vejiga. Del mismo modo, lo ideal es orinar también antes y después de mantener relaciones sexuales.

En verano te aconsejamos que bebas unos 2 litros de agua, algo que también te aportará beneficios para prevenir la cistitis, al provocar que micciones con frecuencia.

2. Evita el estreñimiento

La presencia de heces en el intestino durante más tiempo del habitual propicia la proliferación de los gérmenes en toda la zona. Por ello, combatir el estreñimiento con una alimentación adecuada o un tratamiento acorde te ayudará también a prevenir la infección de orina.

3. Limpieza de delante hacia atrás

Es importante mantener el hábito de la higiene íntima, que consiste en realizar una limpieza de delante hacia atrás, y nunca al revés, para evitar la contaminación de la zona vaginal con restos de heces.

4. Jabón neutro para la higiene íntima

Utiliza un jabón neutro específico para lavar esta zona, preferiblemente con las manos limpias y no con una esponja, en la que han podido proliferar microorganismos que podrían causar una infección. Así como se aconseja no utilizar geles con perfume para en la zona perineal, más delicada, tampoco se recomienda utilizar desodorantes íntimos, que pueden resultar agresivos.

Además, como señala este artículo sobre la higiene íntima, las duchas vaginales no son recomendables como medida rutinaria de higiene, salvo que formen parte de un tratamiento médico. La razón es que “puede llegar a cambiar el pH vaginal y favorecer el desarrollo de bacterias con la producción de inflamación o infección de la mucosa”.

5. Cambiar el bañador húmedo

En verano, época de baños en la playa, la piscina o el río, conviene evitar permanecer con el bañador húmedo. Recuerda llevar contigo un traje de baño de recambio para evitar esa humedad que favorece el crecimiento de los microrganismos y bacterias.

6. Utiliza ropa interior de algodón y evita la ropa ajustada

Especialmente en época estival, evita el uso de ropa excesivamente ajustados. En cuanto a tejidos de la ropa interior, se aconseja el algodón frente a los materiales sintéticos como la lencería de nylon, que retiene la humedad y el calor.

7. Consume arándano rojo a modo preventivo

Está demostrado que el arándano rojo americano, que contiene una alta concentración de proantocianidinas tipo A2, contribuye a evitar la colonización de la bacteria Escherichia coli (E. coli), causante del 75 % de las infecciones del tracto urinario. Es posible tomar el fruto directamente, en zumo o como complemento alimenticio. De hecho, los profesionales médicos lo recomiendan muchas veces como probiótico cuando es necesario tomar antibióticos, ya que tras su uso la mujer es más susceptible de contraer infecciones vaginales.

8. Acude a un especialista para prevenir las infecciones recurrentes

Por supuesto, si estas infecciones son recurrentes es necesario ponerse en manos de un especialista, el urólogo, que prestará atención a todos los factores que favorecen la aparición de la cistitis.

Para el doctor Rioja, hay que tener en cuenta que el uso de antibióticos nunca debe ser el tratamiento de base o el único.

“En este sentido, hay que descartar alteraciones o enfermedades del aparato urinario, actuar sobre la microbiota con la aportación de probióticos, mejorar el trofismo de la vagina, su higiene y cuidados, así como el empleo de sustancias o fármacos diferentes a los antibióticos (D - manosa, proantocianidinas, etc.) que impidan la presencia y recurrencia de gérmenes”, indica.

Si te enfrentas con frecuencia a la cistitis, no dudes en pedir cita con el equipo de Urología del Centro Médico zaragozano Paracelso Sagasta. Uno de nuestros urólogos estudiará tu caso de forma personalizada con el objetivo de encontrar la causa que la provoca y poder incidir en ella de forma preventiva, especialmente, cuando se han dado más episodios de forma recurrente. Contacta con nosotros aquí.

Comentarios