Hablamos de tu Salud

Salud y consejos

Cómo perder el miedo a hacerse una resonancia magnética

Agosto 06, 2021

“Tengo miedo a hacerme una resonancia magnética”. Esta es la frase que escuchamos a muchos de nuestros pacientes del centro especializado en diagnóstico radiológico zaragozano, Paracelso Sagasta.

Aunque se trata de una prueba en la que simplemente el paciente tiene que permanecer quieto durante un rato, que se puede prolongar desde los 20 a los 45 minutos aproximadamente, enfrentarse a esta situación puede provocar miedo o rechazo en algunas personas, especialmente en aquellas con claustrofobia.

Por eso, el consejo más importante para las personas que experimentan temor ante la prueba es que **avise al centro médico si es claustrofóbico **o si cree que puede experimentar ansiedad durante el proceso. Así, la prueba será mucho más fácil de sobrellevar, puesto que los técnicos de radiología, que están acostumbrados a recibir pacientes inquietos por la prueba, podrán guiarte mejor a lo largo de todo el proceso.

Cómo perder el miedo a hacerse una resonancia magnética

Así que, en este artículo, desde Paracelso Sagasta, te damos una serie de consejos para superar el miedo a una resonancia magnética:

Consejos para evitar pasar miedo o angustia en una máquina de resonancia magnética

1. Comunica tus inquietudes al centro médico

Como hemos indicado previamente, es primordial que a la hora de concertar la cita para la resonancia magnética comentes que eres claustrofóbico/a o si la prueba te genera cierto miedo. De este modo, se podrá programar una prueba en uno de nuestros equipos de resonancia abiertos. De igual modo, los técnicos te acompañarán más de cerca en todo el proceso, explicándote a el por qué de cualquier cosa que pueda generarte angustia.

2. Conoce en qué consistirá la prueba

Si padeces claustrofobia es muy recomendable conocer a grandes rasgos cómo se desarrollará. Te lo explicamos brevemente para que puedas afrontar la prueba con mayor seguridad:

• Si tu médico especialista solicita una resonancia magnética, nuestro equipo médico te citará para la prueba. Simplemente, recuerda comentar que eres claustrofóbico o que enfrentarte a esta prueba te genera miedo o inquietud. Te informaremos si la prueba requiere de alguna preparación específica, por ejemplo, será necesario acudir en ayunas si la prueba va dirigida a estudiar algún componente del aparato digestivo o requiere de contraste.

• Tras dejar tus objetos personales en una cabina y vestirte con la bata correspondiente, el técnico de radiodiagnóstico te indicará cómo tumbarte en la camilla y colocará los elementos para que la zona a explorar quede en el centro del imán.

• El personal a cargo te entregará un timbre y dispondrás de un interfono para poder comunicarte en todo momento. Además, contarás con una protección auditiva, ya que durante la prueba se producen ruidos que pueden ser molestos.

• Al comenzar la prueba, estarás en todo momento controlado por el personal a través de una ventana de cristal y el intercomunicador. El técnico de radiología se comunicará contigo en todo momento y te verá a través de una videocámara.

• Depende del estudio que se realice, tendrás que permanecer inmóvil de 20 a 45 minutos. Trata de relajarte y recordar que el personal está contigo en todo momento.

• Una vez concluida la prueba, podrás disponer de los resultados en un plazo de 1-2 días.

Cómo perder el miedo a hacerse una resonancia magnética

Aquí podrás consultar más información sobre la prueba de Resonancia Magnética en Paracelso Centro Médico.

3. Sé consciente de las sensaciones que experimentarás

Familiarizarse con la prueba resulta de gran utilidad para las personas con claustrofobia. Así que antes de acudir a tu cita, debes saber que dentro de la máquina escucharás un ruido muy característico, parecido a una lavadora, que es completamente normal y que podrás mitigar con los cascos o tapones que el técnico te entregará. Aquí puedes conocer con más detalle qué se siente durante la prueba.

4. Familiarízate con el ambiente

Si crees que puede ayudarte, puedes comentar a tu centro médico que te sentirías mejor si puedes visitar antes el lugar de la prueba. Bien entonces o el mismo día de la cita, a muchos pacientes con claustrofobia les ayuda conocer el entorno y explorar la máquina. Sobre todo, también por detrás, ya que muchos se sorprenden de que la parte posterior del imán también está abierta. Algo que ayuda a alejar la sensación de creer estar “encerrado en un túnel”.

5. Permanece con los ojos cerrados

A muchos pacientes les ayuda permanecer con los ojos cerrados o cubrirlos con un pañuelo suelto (para evitar la sensación de mayor opresión).

6. Trata de relajarte

Parece obvio y sencillo de decir, pero si tratas de seguir el resto de los consejos será mucho más fácil vender el miedo a la resonancia magnética y conseguir incluso estar relajado/a durante buena parte de la prueba. Muchos pacientes con claustrofobia recomiendan concentrarse en un recuerdo agradable durante la prueba que, como hemos visto, puede resultar algo larga.

Resonancia magnética abierta (qué es y fotos)

En nuestras instalaciones Paracelso Sagasta D.M., en Zaragoza, disponemos de los equipos más avanzados de RM, entre ellos, máquinas de resonancia magnética abierta.

Estos dispositivos se caracterizan por contar con una mayor apertura, algo que permite que los pacientes con miedo a esta prueba se puedan sentir más relajados. Si es posible efectuar la RM en este equipo abierto, es el que siempre recomendamos a las personas con miedo a los espacios cerrados.

Cómo perder el miedo a hacerse una resonancia magnética

Cómo perder el miedo a hacerse una resonancia magnética

Si necesitas realizarte una de estas pruebas en la capital aragonesa, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de Paracelso Sagasta.

Comentarios