Hablamos de tu Salud

Salud y consejos

El diagnóstico precoz de la osteoporosis mediante densitometría ósea

Septiembre 06, 2022

La osteoporosis es una enfermedad que provoca la disminución de la masa ósea, lo que se traduce en huesos más débiles y quebradizos. Esto provoca que pequeños movimientos, como agacharse o toser, puedan provocar una fractura como la de cadera, la de muñeca o en la columna vertebral, que son las que se dan con más frecuencia.

Como consecuencia de esta patología -que tiene como síntomas el dolor de espalda por daños en las vértebras, la pérdida de estatura, el encorvamiento o la facilidad para que los huesos se rompan-, los huesos se vuelven más porosos y sus cavidades aumentan de tamaño. La consecuencia directa: son mucho más frágiles y se rompen con facilidad.

Esta pérdida ósea sucede de forma natural a la par que envejecemos, pero las mujeres son más propensas a sufrir osteoporosis al contar con huesos más pequeños, delgados y menos densos que los hombres. De hecho, se calcula que, de cuatro fracturas de cadera, tres son de mujeres y solo una de hombres.

En este artículo abordamos cómo una simple prueba de escasos 10 minutos, la densitometría ósea, puede ayudar al diagnóstico de la osteoporosis en pacientes que se encuentran en población de riesgo mediante el diagnóstico cuando la enfermedad todavía está en sus primeras fases.

Evitar el avance de la osteoporosis con un diagnóstico precoz

Una de las formas más eficaces de prevenir una rotura de cadera o de muñecas, tan habituales en pacientes mayores con osteoporosis, es tratar de prevenirla con un diagnóstico a tiempo que nos permita comenzar con un tratamiento adecuado y un estilo de vida más saludable.

De hecho, siempre se recomienda mantener una dieta equilibrada y rica en calcio, y en ocasiones se recetan suplementos de calcio y vitamina D. Asimismo, es muy recomendable dejar de fumar. Además, las personas con osteoporosis pueden seguir un tratamiento antirresortivo, que evita la pérdida de masa ósea; osteoformador, para propiciar la formación de nuevo; o uno mixto, que conjuga los dos.

¿Cómo detectar la osteoporosis?: La densitometría ósea

La densitometría es una prueba diagnóstica que mide la densidad mineral del hueso, es decir, su contenido en calcio. Se utiliza para el diagnóstico precoz de la osteoporosis y, posteriormente, para controlar su evolución y poder aplicar el tratamiento más adecuado.

Esta prueba se realiza con el densitómetro, un aparato de rayos X que permite obtener imágenes de las áreas de interés mientras el paciente se encuentra tumbado. La radiación total que recibe un paciente es muy baja, 20 veces inferior a la de una radiografía de tórax, por lo que no representa ningún riesgo. Eso sí, está contraindicado en caso de embarazo.

En Paracelso Sagasta contamos con equipos de densitometría de última generación que permiten abordar un diagnóstico y seguimiento de la osteoporosis que permita prevenir fracturas como la de cadera.

Contacta con nuestro equipo para obtener toda la información sobre la densitometría ósea en Zaragoza.

Para realizar una densitometría ósea no se requiere de ninguna preparación previa, aunque es necesario dejar de tomar suplementos de calcio aproximadamente en las 48 horas previas. Este aparato de rayos X, el densitómetro, utiliza la atenuación de fotones para medir distintos parámetros de la composición corporal, principalmente, la mineralización del hueso.

¿Cuándo recomendamos una densitometría ósea?

  • Personas de más de 65 años, especialmente, si son mujeres. También personas que han tenido una fractura o más a partir de los 50 años.
  • Personas con un peso muy bajo.
  • Pérdida considerable de estatura en el último año.
  • Antecedentes de osteoporosis.

Encuentra aquí toda la información sobre la densitometría ósea y pide tu cita online, por teléfono o en nuestras instalaciones de calle Mariano Royo 21, en Zaragoza.

La densitometría se utiliza para diagnosticar la osteoporosis y la osteopenia (baja masa ósea, previa a la osteoporosis), y frenar su avance. De esta forma, se puede prevenir el riesgo de fracturas, que en personas que la padecen suelen centrarse, como hemos visto, en la cadera, pero también en la columna vertebral y en las muñecas.

Una prueba básica para prevenir la habitual rotura de cadera

La fractura de cadera es una rotura habitual en personas mayores, principalmente por una caída en la que el paciente es incapaz de levantarse, con un dolor intenso en la ingle y el muslo. Ante estos síntomas, es necesario trasladar a la persona al hospital, donde se le realizará una radiografía y comenzará todo su proceso de recuperación.

Como hemos visto, se suele producir por la pérdida de densidad en los huesos y, por ello, es importante diagnosticarla con una densitometría y frenar su avance, siguiendo los consejos del médico, que incluyen una vida saludable y una medicación adecuada.

Comentarios