Hablamos de tu Salud

Salud y consejos

Fibromialgia: Qué es y cómo tratarla

Octubre 20, 2022

“Me duele todo” o “Tengo un dolor de la cabeza a los pies” son algunas de las frases que a menudo escuchan los reumatólogos en consulta por parte de pacientes que más tarde obtienen un diagnóstico de fibromialgia. En este artículo hablamos sobre las causas y los síntomas de esta enfermedad caracterizada por el dolor musculoesquelético generalizado que afecta especialmente a las mujeres.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia consiste en un cuadro clínico caracterizado por el dolor musculoesquelético generalizado, que se asocia también a menudo con trastornos del sueño y con un cansancio desproporcionado.

Según los datos recogidos en la Revista Española de Reumatología, la prevalencia global de fibromialgia en la comunidad española es del 2,37%, aunque es mucho mayor en mujeres (4,2%) que en varones, con solo un 0,2%. Además, presenta un pico de edad entre los 40 y 49 años.

¿Cuáles son las causas de la fibromialgia?

Como menciona la Fundación Española de Reumatología, la fibromialgia consiste en una anomalía en la percepción del dolor, por lo que se perciben como dolorosos estímulos que habitualmente no lo son. Es decir, el origen del dolor en la fibromialgia es un mal procesamiento, por lo que el daño no está donde parece que está, como en el cuello o el brazo, sino en un problema del sistema nervioso central.

Debido a la complejidad de esta enfermedad, no se conoce con seguridad cuál es la causa de la fibromialgia, pero sí que se ha observado que en algunas personas ha comenzado después de procesos infecciosos, de un accidente o de otra patología, como la artritis o el lupus. Incluso puede aparecer después de un estrés psicológico prolongado, si bien en otros pacientes no se ha encontrado una causa aparente. Pero, según el artículo citado anteriormente, estos factores no parecen ser la causa primaria de la enfermedad, sino que son unos desencadenantes que despiertan esta anomalía oculta en una persona que ya estaba predispuesta.

Síntomas de la fibromialgia

Aunque la fibromialgia se caracteriza por un cuadro clínico complejo, el dolor aparece en todos los diagnósticos, tanto generalizado como específico. Estos son algunos de los síntomas más importantes de la fibromialgia descritos en el libro ‘Fibromialgia. Diagnóstico y estrategias para su rehabilitación’:

  • Dolor generalizado: Es el síntoma principal y su presencia está en todo diagnóstico. La intensidad del dolor se describe como muy alta y afecta principalmente a zonas como lumbares, cervicales, hombros y caderas.
  • Sensibilidad dolorosa: En localizaciones específicas, los denominados puntos sensibles. Este síntoma, junto con el dolor generalizado, aparece en todos los casos y es fundamental para el diagnóstico.
  • Fatiga sin una causa que lo justifique.
  • Disautonomía o síntomas producidos por la disfunción del sistema nervioso autónomo o vegetativo.
  • Dificultad para realizar pequeños esfuerzos.
  • Rigidez matutina.
  • Sueño no reparador.

Con algo menos de frecuencia, también se describen síntomas cardiorrespiratorios como hipotensión crónica o palpitaciones, gastrointestinales como colon irritable, osteomusculares, urinarios como vejiga irritable y neurológicos como la sensación de mareo, la cefalea o el síndrome de las piernas inquietas. Muchos afectados también padecen trastornos psicológicos, como la depresión o la ansiedad.

Diagnóstico de la fibromialgia

Como indica la Fundación Española de Reumatología en este artículo, la fibromialgia se reconoce como un síndrome, por lo que el reumatólogo la diagnostica cuando identifica unas alteraciones que concuerdan con las descritas por la literatura científica. Además, desde la fundación inciden en que es muy importante establecer un diagnóstico firme “porque ahorra una peregrinación en busca de diagnósticos o tratamientos, mejora la ansiedad que produce encontrarse mal sin saber por qué y permite fijar objetivos realistas”.

A la hora del diagnóstico se tienen en cuenta los citados síntomas como el dolor, que aparece en el cien por cien de los casos, la rigidez matutina o después del reposo, las alteraciones del sueño, la fatiga o la parestesia, una sensación anormal debido a la comprensión de los nervios y que se manifiesta, por ejemplo, con el llamado hormigueo.

En Paracelso Sagasta, nuestro equipo de la unidad de reumatología te acompañará en el proceso diagnóstico de esta enfermedad aplicando un tratamiento personalizado. Con el objetivo principal de controlar los síntomas que acarrea, tan limitantes como el dolor, para tratar de mejorar tu calidad de vida.

Comentarios