Hablamos de tu Salud

Salud y consejos

¿Las varices empeoran con el calor?

Julio 14, 2022

El calor hace que la temperatura corporal aumente, lo que provoca que el cuerpo, para regularla, lleve a cabo el conocido mecanismo fisiológico de termorregulación. Este mecanismo hace que se dilaten las venas superficiales para que el cuerpo pierda calor mediante la transpiración. En el caso de las personas con varices, al tener ya dilatadas las venas se produce un cúmulo excesivo de sangre dentro de ellas, haciendo más grandes las varices y provocando la aparición o el empeoramiento de los síntomas típicos de esta patología. Tales como picores, hormigueos, piernas muy pesadas y tobillos hinchados, entre otros.

Para cuidar tus varices durante el verano y poder minimizar los efectos negativos de calor, te recomendamos aplicar los siguientes consejos en tu vida cotidiana.

Consejos para reducir el dolor y las molestias de las varices en verano

Los expertos en Angiología y Cirugía Vascular de Paracelso Sagasta te comparten algunos consejos para cuidar tus varices durante el verano y prevenir el empeoramiento de sus síntomas.

  • Pasear es clave: No permanezcas quieto en la misma postura durante mucho tiempo. Intenta dar algún paseo de vez en cuando para mover las piernas.
  • Camina de puntillas: Eleva los talones y ponte de puntillas varias veces cada cierto tiempo.
  • Usa medias de compresión: Al apretar suavemente las piernas, se favorece el retorno venoso y ayuda a prevenir la hinchazón y, en menor medida, los coágulos de sangre.
  • Evita el agua caliente: El calor dilata las venas y las hincha, lo que empeora los síntomas en personas con problemas de circulación sanguínea.
  • Eleva las piernas al dormir: Dormir con las piernas ligeramente elevadas (unos 15-20 centímetros) favorece el retorno venoso. Si no puedes dormir así, eleva las piernas sobre el nivel del corazón durante 15 minutos, dos o tres veces al día.
  • No cruces las piernas al sentarse: A nivel circulatorio, esta postura aumenta la presión arterial y obstaculiza el retorno venoso.
  • Utiliza un calzado adecuado al tipo de trabajo que desempeñas. Mejor con un tacón de unos dos centímetros, aproximadamente, en lugar de plano.
  • Masajes de drenaje linfático: Masajea tus piernas para activar la circulación o acude a un centro de masajes que te realicen la técnica de drenaje linfático.
  • Realiza ejercicio físico moderado a diario: La natación, caminar, bailar y montar en bicicleta son buenas alternativas.
  • Evita la ropa ajustada: Las prendas de ropa muy ajustadas y poco elásticas comprimen y obstaculizan una correcta circulación.

Las varices son algo más que un problema estético, son la manifestación de una patología. Por ello, los especialistas recomiendan revisarse aun cuando las molestias desaparecen transcurrido el verano, ya que puede que vuelvan a manifestarse pasado un tiempo e incluso llegue un momento en el que se cronifiquen.

En Paracelso Sagasta contamos con la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular, formada por un equipo multidisciplinar de profesionales especializados en el diagnóstico precoz y tratamiento de las varices utilizando técnicas de vanguardia.

Comentarios