Hablamos de tu Salud

Salud y consejos

Tendinitis: tipos más comunes y tratamiento

Diciembre 29, 2022

La tendinitis consiste en la inflamación de un tendón, la fibra que une los músculos con los huesos. Esta lesión es frecuente en los hombros, codos, rodillas, muñecas y talones. Aunque son habituales en personas que practican deporte, la profesión o la edad son otras de las causas que pueden hacer que una persona sea más propensa a padecer una tendinitis.

En este artículo hablamos sobre los síntomas de la tendinitis y su tratamiento, así como de los tendones que se ven afectados más a menudo por esta lesión.

Síntomas de la tendinitis

Los síntomas aparecen en la zona del tendón lesionado y se suelen agravarse con el movimiento.

  • Dolor que se suele describir como sordo (no muy intenso, pero insidioso), especialmente, al mover la parte afectada.
  • Sensibilidad en la articulación afectada.
  • Rigidez.
  • Adormecimiento u hormigueo.
  • Debilidad en la zona afectada.
  • Hinchazón.

Tipos de tendinitis más habituales

Existen diversos tipos de tendinitis, el dolor de las cuales varía en función de la zona afectada:

Codo de tenista

A pesar de su nombre, la también conocida como epicondilitis se da en la mayoría de las ocasiones en personas no deportistas por microtraumatismos de repetición. El dolor se localiza en la zona exterior del antebrazo, cerca del codo, especialmente en la rotación del antebrazo.

Codo de golfista

Es similar al codo de tenista, pero en este caso el dolor se produce en la parte interna del codo, pudiendo extenderse al antebrazo y a la muñeca. La lesión es provocada por la flexión forzada de la muñeca.

Tendinitis del manguito de los rotadores

La inflamación se produce en este grupo de músculos y tendones que rodea la articulación del hombro. Va acompañada de la inflamación de la bursa, la capa que recubre estos tendones.

Tendinitis aquílea

Común en los corredores, se produce por sobrecarga del tendón de Aquiles, con dolor por encima del talón.

Tendinitis del aductor

Esta tendinitis de los aductores de la cadera se manifiesta con dolor en la cara interna del muslo, que aumenta si se hace el gesto de apretar un objeto con las piernas.

Tendinitis rotuliana

Es común en personas que practican el ciclismo, el fútbol o la marcha y se debe a una lesión en el tendón rotuliano, que conecta la rótula con la tibia. La también conocida como “rodilla de saltador” no solo se da en deportistas, sino también en aquellos que realizan de forma repetida saltos o movimientos de desgaste para la rodilla.

Tendinitis de bíceps

La tendinitis del bíceps se da en la cabeza del tendón del bíceps, que conecta este músculo con los huesos del hombro. En este caso, el dolor se produce en el hombro.

Factores de riesgo a la hora de desarrollar tendinitis

Edad

El envejecimiento provoca que los tendones sean menos flexibles y que haya más probabilidades de sufrir lesiones, como la tendinitis.

Profesión

Es habitual en personas que desarrollan en su trabajo movimientos repetitivos, que deben mantenerse en posiciones incómodas o que están expuestos a vibraciones. Además, también corren más riesgo las personas que realizan un esfuerzo físico importante en su jornada laboral.

Actividad deportiva

Tanto en deportistas profesionales como en aficionados, que muchas veces no conocen la técnica apropiada para evitar estas lesiones. Son habituales en la práctica de atletismo, golf, tenis, pádel, baloncesto, natación, bolos… De hecho, como hemos visto, existen tendinitis como el codo de golfista o el de tenista, que toman su nombre de estos deportes.

Condiciones médicas específicas

Algunas enfermedades sistémicas (que afectan a todo el cuerpo), como la diabetes o la artritis reumatoide. Además, tomar algunos tipos de antibióticos o la cortisona pueden aumentar el riesgo.

Diagnóstico de la tendinitis

El diagnóstico de la tendinitis suele basarse en la sintomatología y en el examen físico. En este último punto, se evalúa sobre todo el dolor que describe el paciente cuando el médico evalúa la zona afectada y cuando le pide realizar ciertos movimientos. En muchas ocasiones, el diagnóstico mediante prueba de imagen como la Resonancia Magnética contribuyen a realizar una valoración completa y precisa de la lesión.

Tratamiento de la tendinitis

Una vez diagnosticada la tendinitis, el tratamiento se basa en el reposo del paciente y en el uso de antiinflamatorios para reducir la hinchazón y, como consecuencia, el dolor. En cualquier caso, es aconsejable acompañar este proceso del seguimiento de un especialista en Medicina Física y Rehabilitación.

En Paracelso Sagasta contamos con una Unidad de Traumatología está conformada por un equipo médico profesional experto que diagnostica y trata de manera personalizada y precisa cada caso con el fin de ofrecer a nuestros pacientes la solución más eficaz mediante los procesos más innovadores.

Comentarios