Hablamos de tu Salud

Salud y consejos

Tratamiento de ondas de choque: Definición y tipos

Octubre 20, 2022

¿Has oído hablar de las ondas de choque en el ámbito de la Medicina? En este artículo profundizamos en este tratamiento.

¿Qué son las ondas de choque?

El tratamiento con ondas de choque es una terapia que utiliza ondas acústicas para la regeneración de los tejidos enfermos o lesionados.

Las lesiones en las que se aplica el tratamiento con Ondas de Choque

El tratamiento con ondas de choque resulta realmente efectivo en pacientes que presentan tendinopatías o inflamación en el tendón. Algunas de las más frecuentes son la epicondilosis humeral lateral y medial, tendinosis de hombro, el síndrome doloroso del trocánter mayor, tendinopatía rotuliana, fasciopatía plantar y tendinopatía Aquilea. También es muy eficaz para pacientes en los que existe daño en el tejido muscular. Es especialmente efectivo en el síndrome miofascial y en las lesiones musculares sin discontinuidad. Además de estas lesiones, las ondas de choque se aplican en pacientes con patologías óseas como el retraso de consolidación (pseudoartrosis), el edema óseo, las fractura por estrés o la necrosis ósea avascular sin alteración articular

En Paracelso Sagasta aplicamos el tratamiento de ondas de choque focales

En el pasado era común denominar a todos los tipos de tratamientos como “ondas de choque”, pero conviene que el paciente conozca que existen dos grandes tipos, que se aplican para tratamientos diferentes:

1. Ondas de choque radiales

Funcionan a través de un mecanismo neumático, en el que un aparato emite una onda que se transmite, como su propio nombre indica, radialmente, por lo que actúa no solo en el punto doloroso específicamente, sino también alrededor. Se recomienda en estructuras más superficiales, por ejemplo, para dolores en la fascia plantar o para patologías superficiales en los tendones, como el conocido codo de tenista.

2. Ondas de choque focales

La principal diferencia con las ondas de choque radiales es que la energía se concentra en un punto (es focal) y puede atravesar varios centímetros, por lo que alcanzan mayor profundidad, además de aportar más energía. Esta característica las convierte en el tratamiento adecuado para afecciones más profundas, como la citada pseudoartrosis, la regeneración ósea retardada o el “hombro congelado” -afección que causa dolor y rigidez-, entre otras patologías.

En definitiva, la gran diferencia es que las ondas de choque radiales ejercen su efecto de forma más superficial, mientras que las focales pueden generar su efecto en tejidos a mayor profundidad, por ello, son más eficaces en el tratamiento de lesiones necesitando menor número de sesiones.

En Paracelso Sagasta, el Dr. Gentian Cuko y Dr. Carlos Parra Soto, de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación, cuentan con una elevada experiencia en el tratamiento de ondas de choque focales.

El equipo médico de Paracelso Sagasta, en el centro de Zaragoza, estudiará de forma personalizada tu sintomatología para tratar tu dolencia de la forma más adecuada y con la tecnología diamagnética de última generación e indolora. Ponte en contacto con nosotros para reservar una cita.

Comentarios